Cómo elegir los mejores ejercicios para tu rutina

Como lo hemos comentado antes el ejercicio es una parte esencial para nuestra salud, además aumenta nuestra autoestima y nos sentimos y vemos mejor cada día. Sin embargo muchas personas evitamos el ejercicio porque no nos sentimos a gusto con las rutinas o nos parece una completa tortura diaria que debemos hacer en vez de algo que nos gusta.

Cuando elegimos un ejercicio lo hacemos basados en lo que todos los demás están haciendo o qué se considera sano, bueno y popular, pero no le dejamos mucho espacio a lo que nos agrada, incluso a veces lo abandonamos antes de comenzar por el prejuicio de que no estamos hechos para los deportes o que no tenemos el tiempo para hacerlo.

La clave está en encontrar lo que funciona para ti y que además de eso te guste, puede que tengas que probar muchas cosas antes de encontrar la que realmente te agrade, pero no te desesperes y no dejes de lado el ejercicio por nada del mundo.

Para lograr eso que tanto deseas primero plantéate estas preguntas:

¿Por qué deseas ejercitarte?

Hay diferentes razones por las que quieres comenzar con una rutina de ejercicio, ya sea para perder peso, para estar más fuerte, en mejor forma, para estar más sano, para tonificar, etc. Ya que cada rutina de ejercicios está diseñada para suplir cada una de estas necesidades que tengas. Ten en cuenta siempre tu objetivo para de esta forma tener en cuenta dentro de tu rutina los tres tipos de ejercicios y en medidas razonables: cardio, fuerza y flexibilidad. Esto es esencial si quieres mejorar constantemente la manera en que te ves y te sientes.

Para perder peso, necesitas concentrarte en los ejercicios de cardio, para estar más fuerte y con mejor forma, principalmente necesitarás un entrenamiento de resistencia y para estar más sano, necesitarás una combinación de cardio, fuerza y flexibilidad en tu entrenamiento.

¿Cuánto tiempo tienes para ejercitarte cada semana?

Sé honesto ya que probablemente lo que te falte sean ganas y no tiempo. Si estás muy ocupado, entonces es momento de organizar tus horarios y encontrar tiempo para el ejercicio. Encuentra esa media hora, una hora diaria para hacer ejercicio. Pero si tienes todo el tiempo disponible encuentra el momento del día en que tengas más energía y ponte en movimiento.

¿Te gusta estar rodeado de mucha gente?

No, entonces correr, caminar, ciclismo, entrenar en casa, con un entrenador personal, nadar son algunas actividades que disfrutarás.
, puedes practicar algún deporte de equipo como el voley, basquet, fútbol, artes marciales, puedes tomar clases de aeróbics, o simplemente ir a un gimnasio en donde te den la rutina a seguir.

¿Cuál es tu estado físico?

Principiante: Nunca antes te has ejercitado o ha pasado mucho tiempo desde que lo hiciste por última vez. No intentes ejercicios avanzados ni tampoco hagas un esfuerzo descomunal porque te decepcionarás, te dolerá todo y probablemente abandonarás a la semana. Comienza lento y con actividades de bajo impacto como caminar, nadar, hacer ciclismo, pesas; y luego progresa a una intensidad más alta.

Intermedio: Te ejercitas ocasionalmente. Prueba todo lo que quieras, pero mantente en niveles razonables de intensidad.

Estás recuperándote de una lesión o tienes problemas de salud: Tu doctor será tu principal fuente de información sobre qué ejercicios puedes y no puedes hacer.

Avanzado: Probablemente no estés leyendo esto, elige la actividad que más te guste.

Comparte este post 😉

Comments

  1. By Jacinto

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *