Cómo estimular naturalmente la producción de la hormona del crecimiento

La hormona del crecimiento es producida en la glándula pituitaria y está involucrada en el desarrollo de los músculos, también de los huesos y del colágeno, como así también en la regulación del metabolismo de las grasas.

La hormona de crecimiento ayuda a mantener el aspecto joven del cuerpo. Es determinante, no sólo para la talla final del cuerpo adulto, sino también para proporcionar volumen, tono y firmeza a los órganos y tejidos, especialmente a los músculos. De hecho la hormona del crecimiento influye en todo aquello que proporciona una buena imagen y una mentalidad positiva. Reafirma el cuerpo y endereza la espalda, desarrolla los músculos de la espalda y de la pelvis. Asimismo, reduce la grasa, especialmente del vientre.

Aunque existen suplementos de esta hormona que mejoran el desempeño dando más fuerza y también ayudando a la recuperación del entrenamiento, no son muy recomendables, pero hay maneras de estimular naturalmente la hormona del crecimiento haciendo algunos cambios en nuestro estilo de vida.

Consejos para estimular la hormona del crecimiento naturalmente

1. Dormir bien es fundamental, ya que es en ese momento en el que se libera la hormona del crecimiento. Es recomendable tener un horario regular de sueño, eliminar todo tipo de ruidos e iluminación para de esta forma conseguir un sueño recuperador y de calidad.

2. Realizar ejercicios más intensos también estimulará naturalmente la producción de la hormona del crecimiento. Realizar intervalos, rutinas de pesas y de cuerpo entero, ejercicios como las sentadillas, son los ejercicios que más han demostrado la liberación de esta hormona. Debes recordar también que es recomendable ejercitarte al menos cinco días a la semana, dejando días de descanso para que el músculo se recupere y crezca, pero además de realizar un plan de ejercicios estratégico con buena intensidad.

3. Es importante también llevar una alimentación saludable rica en fibra y granos enteros. Tienes que evitar los panes blancos, cereales altamente refinados y que no sean integrales, papas fritas, pastelería y jugos artificiales y gaseosas. Lo mismo sucede con las comidas grasosas. Por lo tanto, si quieres que se produzca esta hormona de forma natural tienes muchas razones más para comer sano, con más frutas, verduras y fibra. Debes tener cuidado con los niveles de consumo de azúcar y carbohidratos, ya que estos pueden inhibir la producción y distribución de la hormona.

4. Es importante beber bastante agua y si te gustan las bebidas deportivas también puedes consumirlas antes, durante y después de ejercitarte.

5. Tomar suplementos en la dieta, especialmente de magnesio, zinc y vitamina B6. El magnesio ayuda a la relajación muscular y promueve un mejor sueño y a su vez ayuda a producir la hormona de crecimiento humano. El zinc ayuda a aumentar la producción de las enzimas que producen la hormona. La vitamina B6 ayuda al cuerpo a mantener sus niveles de magnesio y zinc que se pierden con facilidad durante el ejercicio intenso, lo que resulta en fatiga. Pero recuerda que debes consultar a tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Fuente: tu-cuerpo-ideal

Comparte este post 😉

Comments

  1. Responder

  2. By Andres

    Responder

  3. By oscar acosta espinosa

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *