Cómo evitar las lesiones al hacer ejercicio

Las lesiones son muy comunes a la hora de ejercitarnos, porque muchas veces cometemos diferentes errores que pueden causarlas. Desafortunadamente estas lesiones causan que dejemos de lado el ejercicio, por esta razón debemos tener en cuenta una serie de pautas y principios básicos para evitar las lesiones en los ejercicios.

Consejos para evitar lesionarnos cuando hacemos ejercicio

1. El primer paso para fortalecer las articulaciones y tener tu cuerpo a tono para comenzar con el ejercicio, es un buen calentamiento, de esta forma conseguirás que los músculos se contraigan con más velocidad, potencia y eficacia. Debemos comenzar el calentamiento de arriba hacia abajo, comenzando desde el cuello e ir bajando por cada parte de nuestro cuerpo terminando de esta forma en los tobillos. Debemos mover cada una de nuestras articulaciones para mejorar la elasticidad muscular y los tendones.

2. Es importante que cuando hagamos ejercicio tengamos en cuenta los límites de nuestro cuerpo, ya que cada persona es capaz de llegar hasta un punto y soportar una intensidad adecuada. Por esta razón es importante escuchar a nuestro cuerpo y no forzarlo a hacer cosas para las cuales no está preparado. Es recomendable que aumentes la intensidad de los ejercicios lentamente, para que el organismo se vaya adaptando a la misma, el entrenamiento debe ser progresivo e ir mejorándolo cada día, porque por más que te esfuerces más hasta que tu cuerpo no de, vas a conseguir resultados en tiempo record.

3. El dolor no es un síntoma del trabajo bien hecho. Muchas personas piensan que si no hay dolor no hay desarrollo ni evolución, o no has escuchado frases como “si no hay dolor no funciona”, “el dolor es tu amigo”, pero es completamente erróneo ya que el dolor es un signo que el cuerpo tiene para avisar de que algo no está funcionando de manera correcta dentro. En el caso del deporte, cuando aparece el dolor no debemos seguir entrenando, ya que el próximo paso es una lesión que puede acabar en algo más grave que nos mantendrá parados por más tiempo. Por ello si aparece el dolor debemos dejar de entrenar.

4. Elegir el mejor equipo para ejercitarnos es importante, igual que lo es elegir las mejores rutinas y máquinas para trabajar cada uno de los grupos musculares de nuestro cuerpo, ya que de esto depende el desarrollo de forma correcta de los ejercicios. Por ejemplo una mala postura causada por un mal equipamiento o una mala colocación a la hora de hacer el ejercicio será el detonante de una futura lesión. Por ello siempre debemos controlar la postura en todo momento y evitar forzarla con giros imprudentes.

5. El descanso es muy importante para mantener los músculos y las articulaciones en perfecto estado, es fundamental la recuperación de los mismos para evitar las tensiones que pueden generar lesiones. Por esta razón debes guardar un periodo de descanso entre los días que vas a entrenar cada grupo muscular, por ejemplo realiza cuatro días de ejercicio y tres de descanso para que tus músculos y articulaciones estén muy bien.

6. Entrena cada día un grupo muscular específico para evitar las lesiones, de esta forma te mantendrás activo y estarás haciendo deporte todos los días, pero evitando trabajar siempre los mismos grupos musculares.

7. Cuando te encuentres terminando las sesiones de tus rutinas, es importante que vayas reduciendo la intensidad del ejercicio en forma paulatina, ya que si detienes el ejercicio de manera brusca luego de un esfuerzo intenso ya que nuestro corazón pasaría de una alta frecuencia cardiaca a una frecuencia cardiaca baja de repente lo que podría ocasionar algunas alteraciones cardiacas, es común que cuando ocurre esto puede ocurrir algunos mareos y hasta desmayos. Durante este periodo es importante que realices unos minutos de estiramientos para finalizar tu sesión de ejercicios y favorecer la relajación de los músculos.

8. Para finalizar puedes darte una deliciosa ducha de agua tibia, para relajarte completamente, además es importante que duermas muy bien para que todo tu cuerpo se recupere del esfuerzo físico realizado durante el ejercicio.

Comparte este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *