Cómo evitar lesiones al hacer ejercicios

Todos escuchamos todos los días que el ejercicio es beneficioso para la salud y mejora la calidad de vida de todas las personas, nos ayuda a mantenernos en forma, aumenta nuestra energía, mejora la calidad de sueño, entre otros muchos beneficios. Sin embargo muchas veces nos alejamos del ejercicio porque comenzamos a sentir molestias en el cuerpo y en ocasiones nos lesionamos y la mayoría de estas lesiones y molestias pueden ser prevenidas siguiendo los siguientes consejos.

Consejos para prevenir lesiones al hacer ejercicios

1. Antes de empezar a hacer ejercicios deberemos comenzar con un calentamiento. El calentamiento se debe realizar ya que aumenta la temperatura corporal, favorece la circulación sanguínea, aumenta la frecuencia cardíaca y respiratoria, aumenta la elasticidad de los músculos, tendones y ligamentos y los prepara para el esfuerzo con lo que se evita posibles lesiones tales como distensiones, desgarros, calambres, esguinces etc.

2. Es recomendable es realizar al menos 15 minutos de ejercicio aeróbico como correr, bicicleta, remo, escalador etc., a un ritmo o intensidad baja o moderada. Luego es aconsejable realizar al menos 10 minutos de flexibilidad para estirar los músculos y prepáralos para el ejercicio intenso, una vez concluido este calentamiento ya estaremos en condiciones de realizar ejercicio a intensidades más altas, claro está que esto también depende del nivel en el que nos encontremos.

3. Es importante que cuando hagas los ejercicios mantengas una postura correcta y sigas los pasos tal o la técnica como se explica en los ejercicios. Además de la postura y la adecuada ejecución de los ejercicios la respiración también juega un papel muy importante, por lo que debes respirar muy bien mientras realizas tus rutinas de ejercicio.

4. Aumenta la intensidad de los ejercicios lentamente, siempre menciono que debes realizar los ejercicios a la medida de tus posibilidades e ir aumentando la fuerza, la intensidad y el peso con el tiempo. De esta forma tu cuerpo se va a adaptando al ejercicio, evitarás el dolor luego de realizar las actividades y evitarás lesiones.

5. Jamás realices ejercicios si tienes dolor, es natural que al día siguiente de realizar ejercicios tengas molestias musculares, pero recuerda que debes dejar que tus músculos se recuperen para poder así reanudar con las rutinas. Además para evitar este tipo de dolor puedes realizar estiramientos después de los ejercicios para que los músculos se relajen.

6. Es importante que no finalices los ejercicios abruptamente, debes ir reduciendo la intensidad del ejercicio en forma paulatina y terminar haciendo algún ejercicio lento antes de detenerte o sentarte. Como lo mencioné antes luego de esta vuelta a la calma, lo más recomendable es realizar unos minutos de estiramientos para favorecer la relajación de los músculos.

7. Una buena forma también de relajar los músculos y lograr que se recuperen de forma correcta es la calidad de sueño. Aunque la técnica, la disciplina y todo lo anteriormente dicho es fundamental, dormir bien en un ambiente tranquilo y libre de ruidos, descansando las horas necesarias, es importante si deseamos que el ejercicio funcione de la forma en la que esperamos.

Comparte este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *