Cómo hacer sentadillas de forma correcta

Las sentadillas son un ejercicio complejo que requiere aprendizaje y disciplina para evitar lesiones, si las realizamos de manera correcta podremos aprovechar los múltiples beneficios que tiene realizarlas. Cuando hacemos bien las sentadillas podemos notar que la mayor parte del peso lo tenemos en los talones, ya que si el peso lo sentimos en la punta de los pies no las estamos haciendo bien y esto no es bueno ni para la espalda ni para las rodillas, ya que el peso debe encontrarse en el centro de gravedad para mejorar de esta forma la estabilidad.

Realizar sentadillas requiere la movilización de varios grupos musculares y son muy efectivas a la hora de desarrollar masa muscular porque ofrece un excelente estímulo para los músculos, involucrando grandes grupos musculares.

Al realizar las sentadillas no es necesario tener mucha fuerza y podemos hacerlas sin equipos, no solo funciona para mejorar el aspecto y la musculatura de los glúteos y las piernas, sino que además involucra otros músculos, estimulan el sistema cardiovascular, mejoran la resistencia y la capacidad respiratoria. Para los principiantes es recomendable realizar las sentadillas con una estructura fase que sirva como guía y pueda brindar seguridad a la postura, reduciendo de esta manera las lesiones y ofreciendo buenos resultados, pero con el tiempo se aprenderá la técnica y se podrá incluir peso para hacer de las sentadillas un ejercicio compuesto.

Para hacer las sentadillas de manera correcta, debemos tomar con las dos manos una barra o un palo de escoba y colocarla detrás de la cabeza, si lo deseas también puedes ayudarte con una pared o una silla. Debemos estar de pie con las piernas separadas más allá del ancho de los hombros y las puntas de los pies hacia fuera. Se debe inspirar profundamente y descender, al mismo tiempo debemos contraer el abdomen. Recuerda que no debes inclinar el cuerpo y tampoco curvar la espalda, simplemente debes bajar el cuerpo con la ayuda de la flexión de las piernas y debemos descender hasta que las rodillas queden paralelas al piso y mientras espiramos debemos regresar a la posición inicial para luego continuar con la siguiente sentadilla.

Se puede empezar realizando un o dos intervalos e ir aumentándolos a medida que se vaya progresando. También se debe tener en cuenta el número de sentadillas que se realizan en cada intervalo e ir añadiendo una más cada semana. El ejercicio se debe hacer de forma paulatina y verás que irás mejorando poco a poco, de manera que, a medida que vayas logrando tus objetivos a corto plazo, podrás plantearte otros de nuevos y seguir avanzando.

Para comenzar realiza 3 series de 10 a 15 sentadillas y ve aumentando cada semana.

En este video aprenderás de forma más sencilla cómo hacer sentadillas correctamente.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Comparte este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *