Cómo ir a mercar y no subir de peso

Todos sabemos que para mantener nuestro peso ideal y estar sanos, debemos llevar una alimentación saludable, sin embargo la hora de hacer mercado, se puede convertir en nuestro peor enemigo más cuando se trata de bajar de peso y mantenernos a punto, ya que en muchas ocasiones nos dejamos llevar por el deseo y compramos de más, sobretodo cosas que no son nada saludables.

Por esta razón es tan importante seguir unos simples pasos, para que cuando vayas a mercar compres lo necesario y además evites subir de peso. Aquí te decimos cómo ir a mercar y no subir de peso.

Consejos para ir a mercar y mantener el peso ideal

como ir al mercado y mantener el peso ideal1. Has una lista de lo que necesitas comprar
Cuando planificamos lo que debemos comprar, evitamos de esta forma comprar cosas poco saludables y otras que no necesitamos. Es necesario que antes de salir de casa hacia el supermercado, veas qué alimentos necesitas y cuales tienes, haciendo una lista de lo que necesitas y rígete específicamente en ellos para salir de compras. Si estás en un plan alimenticio que te ayuda a bajar de peso, es importante que a la hora de comprar los alimentos que necesitas, comiences a elegir los más saludables y de ser posible compra lo que necesitas para tres semanas.

2. No vayas al mercado cuando tengas hambre
No sé si les ha pasado, pero a mi si me pasa muy a menudo, que cuando voy al mercado con hambre me antojo de todo lo que veo y termino comprando cosas que no necesitaba y muchas de esas cosas son poco saludables, como los alimentos listos para consumir. Es por esta razón que debes evitar ir al mercado con hambre, y, consumir algo antes de salir de casa, para que cuando llegues a la tienda compres específicamente la lista que hiciste con anterioridad. Puede que te antojes de algún postre o snack, y, eso no es malo, pero recuerda que debes consumirlos con moderación e intentar que no sea de todos los días, para ello es recomendable no mantener en tu refrigerador estos productos y solo comprar lo que vas a consumir, ya que si no los encuentras en la nevera no te darán ganas de picar a todo momento.

3. Intenta solo caminar por los pacillos saludables
Cuando vamos al mercado solemos caminar por todo el supermercado y no nos damos cuenta que esto es un camino fácil para comprar cosas poco saludables. Así que si ya hiciste tu lista y conoces el supermercado, intenta solo ir a los lugares en los que se encuentran las cosas que necesitas, elige alimentos más saludables como frutas y verduras que se pueden convertir en el complemento perfecto para tu media mañana y media tarde, y, como lo mencioné anteriormente, intenta ceñirte únicamente en la lista que llevas preparada desde casa.

4. Lee las etiquetas de los productos
Muchas personas no leen las etiquetas de los productos que consumen, porque en ocasiones son complicadas y en otras porque les da flojera. Sin embargo este paso es importante si lo que deseamos es bajar de peso o mantenerlo. Trata de evitar los que tengan azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa o aceite vegetal. Vigila las cantidades de sodio y sal que poseen, los aditivos, saborizantes artificiales, las calorías, etc.

5. No te dejes llevar por la publicidad
Muchas personas eligen productos simplemente porque los promocionan en televisión, prometiendo una alimentación sana y una pérdida de peso rápida, sin embargo es importante mencionar que muchas veces la publicidad es engañosa y estos productos no son lo que prometen. Intenta mirar varias marcas y revisa sus ingredientes, para elegir el mejor de ellos, además puede que además de elegir lo que más te conviene también te ahorres algo de dinero.

6. Limita las visitas al mercado
Muchas personas suelen ir al supermercado dos o tres veces por semana, lo que genera una compra excesiva de alimentos y más de los que no son tan saludables. Es por esta razón que es recomendable acudir una vez por semana al mercado, comprando específicamente lo que se necesita, sobre todo las frutas, carnes y verduras que son las que más rápido se consumen.

7. No elijas alimentos para microondas
Cuando tenemos poco tiempo para realizar una cena o almuerzo saludable, solemos agilizar las cosas consumiendo alimentos que simplemente debemos calentar en el microondas, pero esto además de ser una mala alimentación, también se convierte en el camino más rápido para aumentar de peso y sufrir de problemas digestivos, por la cantidad de aditivos que estos alimentos tienen. Por lo que si estás acostumbrado a comprar este tipo de productos, debes comenzar a evitarlos y buscar soluciones más naturales, como preparar en la noche algo saludable, para llevar al día siguiente al trabajo o ir a un restaurante cerca de tu trabajo y escoger alimentos saludables como carnes magras y ensaladas.

Imagen: Kees van Mansom

Comparte este post 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *