Consejos para pesarse de forma correcta

A la hora de pesarnos cometemos ciertos errores que hacen que la báscula no arroje un peso real, lo que hace que en muchas ocasiones pensemos que nuestros esfuerzos para bajar de peso se están yendo a la basura y que no debemos continuar con nuestros objetivos, dejando de lado cualquier esperanza.

Muchas veces al pesarnos los resultados pueden ser muy variables y se ven más afectados por ciertos aspectos, que debemos cambiar para que la báscula arroje un resultado más real, con el que te sientas más a gusto y con más ánimo de continuar con tu disminución de peso, no solo para verte y sentirte mejor sino para mejorar tu salud en general.

Cómo pesarse de manera correcta

1. Intenta siempre pesarte en la misma báscula, ya que los especialistas mencionan que la calibración y la precisión de estas puede variar notablemente de una báscula a otra. Si estás en un seguimiento continuo de tu peso es importante que siempre utilices la misma pesa y de esta forma reducirás la posibilidad de que el resultado no sea el que estás esperando y el más acertado.

2. Pésate después de ir al baño y en ayunas, ya que cuando la vejiga está vacía y no has consumido alimentos que se encuentren en tu aparato digestivo, no tendrás la posibilidad de aumentar de peso en la báscula, debido a la retención de líquidos.

3. Es importante que te peses con la menor cantidad de ropa posible, o siempre haciéndolo bajo las mismas condiciones. Por ejemplo si te pesas en tu casa, puedes hacerlo sin ropa y si lo debes hacer en otro lugar intenta siempre pesarte con la misma cantidad de ropa que las veces anteriores para que no varíe el peso mucho.

4. No te peses después de entrenar ya que el ejercicio produce pérdida de líquidos por sudor, por lo tanto, al pesarte después del ejercicio el valor arrojado por la báscula será muy inferior, algo que no será real porque cuando te hidrates el peso vuelve a su normalidad.

5. No te peses todos los días, es recomendable hacerlo una vez por semana o cada 3 días para tener un seguimiento del peso, pero si te pesas todos los días podrás observar cambios importantes en tu peso que no son reales, pues no siempre estamos en iguales condiciones de hidratación o descanso. Lo mejor es tener en cuenta que lo que rápido se sube o baja, rápido se regresa a su normalidad, por eso, el cambio registrado en una semana puede ser más real que el que se percibe de un día a otro.

6. Las mujeres no deben pesarse mientras se encuentran en su periodo menstrual, ya que en esta época sufrimos de retención de líquidos y se hinchan demasiado, lo que genera un cambio en el peso real.

7. El mejor momento del día para pesarse es por la mañana, ya que a lo largo del día las actividades que realizamos, los alimentos que consumimos y los líquidos que ingerimos pueden afectar el peso corporal, por eso, el mejor momento del día para pesarse es por las mañanas, en ayunas, con vejiga vacía y la menor cantidad de ropa posible.

Comparte este post 😉

Comments

  1. By Lucia

    Responder

  2. By Leire

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *