Excesos más comunes en el gimnasio

Cuando entrenamos en el gimnasio cometemos algunos errores y excesos, que pueden generar problemas en nuestro cuerpo y además no consigamos que cumplamos nuestros objetivos, generalmente cometemos estos excesos porque no contamos con la asesoría de un entrenador y terminamos haciendo todo solos, pensando que así conseguiremos resultados en poco tiempo.

Por esta razón hoy deseo comentarles cuales son esos excesos en el gimnasio, para evitar continuar cometiéndolos y así lograr nuestros objetivos.

Excesos en el gimnasio

1. Entrenar con mucha carga
Cuando vamos al gimnasio esperamos ver resultados en tiempo record y mucho más cuando de peso se trata, por lo que generalmente levantamos cantidades de peso que no nos corresponden y no llevamos una técnica adecuada al levantar peso. Desafortunadamente pensamos que mientras más peso levantemos más rápido crecerán nuestros músculos y en muchos de los casos lo que acarrea esto son lesiones.

También pasa lo mismo en cualquier otra actividad como en los aeróbicos, ya que solemos poner una intensidad elevada que hará que en pocos minutos ya no queramos hacer más ejercicios, perdiendo de esta forma nuestras intensiones de realizar alguna actividad física y por consiguiente no estaremos cumpliendo con nuestros objetivos.

Debemos saber que el hecho de hacer más intensos los ejercicios o levantar más peso, se da solo con el tiempo, el nivel de aguante y de tiempo en el que llevamos la actividad física y nuestro cuerpo va pidiendo más. Por esta razón es tan importante que antes y durante el ejercicio tengas el acompañamiento de un especialista o entrenador personal o de los que están en el gimnasio para que te asesore de cuanto peso necesitas para lograr tus objetivos y cual es la intensidad recomendada para tu condición.

2. Entrenar por mucho tiempo
Otro de los excesos más comunes sobretodo en las personas que comenzamos a hacer ejercicio, es entrenar por más tiempo del indicado, esperando ver resultados rápidos, desafortunadamente estrenar demasiado tiempo, refleja al final fatiga, agotamiento y dolor, consiguiendo de esta forma todo lo contrario ya que entorpeces tanto el entrenamiento del día siguiente como a tu organismo, ya que al siguiente día no podrás avanzar y no rendirás lo necesario.

Con una hora de entrenamiento se hacen rutinas excelentes y con buenos resultados y si deseas hacer un poco más puedes hacer dos entrenamientos durante el día, por ejemplo uno en la mañana y otro en la tarde o en la noche y de esta forma tu organismo tendrá tiempo para recuperarse y al siguiente día podrás continuar sin problemas.

3. Hacer ejercicios diferentes después de hacer otros para aumentar músculo
Muchas personas suelen después de hacer pesas ir a hacer spinning pensando que de esta forma tonificarán el cuerpo, pero no es verdad. Después de las pesas el músculo necesita alimentos y descanso para crecer, no seguir moliéndolo una hora más a una intensidad apreciable.

Además también de este exceso se comete otro que es hacer más de dos clases colectivas en el mismo día, como los aeróbicos, lo que es un terrible error para tu cuerpo, ya que después de haber realizado una actividad física a una intensidad considerable, lo que necesita tu cuerpo es descansar. Si hemos hecho la clase a baja intensidad nos podemos permitir otra más, pero en la mayor parte de situaciones al acabar la clase lo mejor que podemos hacer es estirar y descansar.

Comparte este post 😉

Comments

  1. By eddy solano

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *