Prevenir el sobrepeso y la obesidad comiendo cinco veces al día

Se han realizado diversas investigaciones científicas, evaluando la frecuencia de las comidas y el grado de sobrepeso y obesidad en la población, arrojando como resultado, que comer cinco veces al día contribuye a la disminución del sobrepeso y la obesidad, dos de los males de nuestros días.

Además, los estudios también indican que comer por las mañanas tiene un efecto saciante, por lo que se consumen menos comidas a lo largo del día. Por el contrario, las personas que comen por las noches en abundancia no se sacian y acaban tomando más alimentos. Las personas obesas tienen unos patrones de consumo en los que se ingiere más comida a últimas horas de la noche, en comparación con personas no obesas.

Las principales causas del aumento de peso, son: una mala alimentación, dietas extremas, dejar de comer, horarios de comidas irregulares, cenas excesivas, picoteos entre horas y una vida sedentaria.

Por esta razón para controlar el aumento de peso y estar saludables, debemos hacer cambios en nuestros hábitos, que se convertirán con el tiempo en un estilo de vida, necesitamos adquirir conductas saludables que permitan corregir la ingesta excesiva de alimentos y también debemos eliminar el sedentarismo para estar en forma.

Recordemos que una dieta equilibrada es aquella que permite mantener la salud, sea cual sea el estado fisiológico. Permite realizar las actividades cotidianas y prevenir enfermedades. Es variada y aporta la energía suficiente según las necesidades de cada uno y está formada básicamente de alimentos frescos.

Debemos comenzar fraccionando las comidas en cinco al día, para evitar los ataques de hambre, los picoteos entre comidas y mantener nuestro metabolismo activo. Recuerda que si deseamos bajar de peso no debemos saltarnos ninguna comida, ya que la ausencia de alimentos hará que en la siguiente comida, el apetito sea superior y por tanto ingeriremos más alimentos, por esta razón la mejor forma de adelgazar será manteniendo una alimentación sana, con un horario habitual.

Las cinco comidas que debemos hacer en el día son: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena, cada una de estas comidas debe ser sana y en cantidades moderadas, debe incluir entre otras cosas farináceos como pasta, arroz, pan, etc., frutas, verduras, alimentos proteicos como carne, pescado y legumbres, aceite de oliva, lácteos, agua o líquidos a base de agua . Es aconsejable beber unos dos litros al día para hidratarse y mantener un buen nivel energético, puedes consumir diversidad de bebidas como jugos de fruta naturales, té o infusiones de hierbas todos sin azúcar.

Hacer varias comidas al día e incluir una ingesta regular de líquidos, esta asociado con un menor incremento de la grasa corporal, además, de otros efectos positivos. Normalmente se tiende a asociar el picoteo con no comer adecuadamente, pero comer y beber entre horas ayuda a mantener la energía necesaria y mejora la dieta.

La mejor forma de comenzar con las cinco comidas diarias para bajar de peso es:

Debes comenzar el día con un buen desayuno, ya que es fundamental para romper el ayuno nocturno y proporcionarnos la energía que necesitamos para desarrollar la actividad de la primera parte del día. Continua con una media mañana que puede ser una fruta, una barrita de cereal, un jugo natural sin azúcar o un té.

La mejor forma de cumplir con esta norma es empezar el día con un buen desayuno, seguir con una pequeña comida a media mañana como una fruta o una barrita de cereal, continuar con el almuerzo que sea equilibrado y sano, luego la merienda y para finalizar la cena, que debe ser liviana y dos horas antes de irte a la cama De este modo, no transcurrirá mucho tiempo entre cada una de las comidas y dispondremos de suficiente energía para todo el día.

Verás que tu metabolismo estará más activo, perderás peso de forma más rápida y sana, no tendrás tanta hambre durante el día y evitarás picar entre horas.

En resumen… Comer cinco veces al día aumenta el metabolismo, disminuye la ansiedad e impide que acumulemos grasas, lo cual se traduce en un descenso de peso, además estarás controlando tu apetito, por lo que evitarás comer todo lo que ves en la siguiente comida. Realizando tus comidas en horarios regulares estarás controlando mejor los alimentos que elijes y las porciones que consumes, mejorarás tu rendimiento y al distribuir los alimentos en varias comidas, la cantidad que ingieres en cada una de ellas es menor, lo cual facilita el proceso digestivo.

Comparte este post 😉

Comments

  1. By yohana chacon

    Responder

  2. By Gloria Stella Penagos

    Responder

    • Responder

  3. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *