Tips para hacer ejercicio regularmente

Hacer ejercicio es una de las claves para sentirte lleno de energía, estar en forma, mejorar tu metabolismo, aumentar tu autoestima, quienes hacen ejercicio regularmente son más sanos, pueden pensar con mayor claridad y duermen mejor.

También se consigue un alivio para la ansiedad y es el remedio ideal para la depresión leve, en comparación con la medicación y la terapia. Puedes desempeñarte mejor en tu trabajo y la lista sigue y sigue…

Sin embargo ante toda esta cantidad de beneficios para muchas personas es algo difícil convertir el ejercicio en un hábito y con estos sencillos tips podrás lograr hacer ejercicio regularmente:

1. Comienza desde el lunes a hacer ejercicio, para que así te prepares sicológicamente para hacer ejercicio toda la semana. Obviamente puedes comenzar cualquier día de la semana, sin embargo si comienzas a mitad de semana es muy probable que dejes de lado la rutina para otro día y hasta la otra semana.

2. Trata de que el ejercicio sea lo primero que hagas en la mañana, ya que a medida que pasa el día encontrarás millones de razones para saltarte la rutina del día. Ocupaciones, cansancio, trabajo, etc., pueden hacer que te de pereza en la noche hacer ejercicio y termines dejándolo de lado. Por esta razón a penas te levantes incluso antes de desayunar, realiza tu rutina y además tendrás más energía durante todo el día.

3. No dejes de hacer ejercicio dos días seguidos, ya que puede que ocasionalmente dejes de hacer ejercicio por un día porque no tienes tiempo, debes al día siguiente continuar con tu rutina sin importar nada más, de esta forma lo convertirás en un hábito.

4. Date un poco de crédito por el menor esfuerzo, cuando no tengas ni la más mínimas ganas de ejercitarte dite a ti mismo “me colocaré las zapatillas y saldré a correr al menos 10 minutos” si aún sigues sin ganas, regresas pero al menos lo intentaste, generalmente terminarás haciendo la rutina que tenías planeada. Por lo tanto, date un poco de crédito, se trata de dar un pequeño paso. El resto casi que se hace solo.

5. Piensa positivo y cambia lo que te impide comenzar a hacer ejercicio, a veces puede que no sea hacer ejercicio lo que te desanime sino el contexto, o tus prejuicios sobre el entorno. Si eres mujer tal vez no quieres ir al gimnasio a hacer pesas porque está lleno de hombres. O por el contrario si eres hombre no quieres ir a una clase de yoga o aeróbicos porque eres el único. Probablemente la idea de levantarte por las mañanas a correr con el clima que no es el ideal es lo que te aleja del ejercicio. Sean cuales sean los factores, examínalos y analiza qué te desanima para hacer ejercicio, y busca soluciones viables y alternativas para hacerlo.

6. Ejercítate varias veces a la semana, dos veces al mes no es suficiente, no puedes decir que haces ejercicio regularmente si la actividad es un raro evento en tu vida.

7. Busca maneras asequibles de hacer del ejercicio una actividad más placentera o satisfactoria, por ejemplo paga un gimnasio si así te sientes más cómodo haciendo las rutinas, si te gusta mucho la música compra un reproductor de música para llevarlo contigo cuando corres o haces la rutina, para que de esta forma sientas mas agradable y placentera la hora de hacer ejercicio, si eso te ayuda no duele el bolsillo.

8. Piensa en hacer ejercicio como una herramienta para esos momentos especiales que deseas estar en forma, ya sea solo por mejorar tu autoestima, bajar de peso, eliminar gorditos, etc., debes ponerte metas que puedas cumplir a mediano, largo y corto plazo, pero eso si no pienses solo en que harás ejercicio esos días y después lo dejas, sigue con las rutinas y así te sentirás y verás mejor en cualquier momento.

9. No trates de hacerlo a la perfección, sólo hazlo, o decidas de antemano que no vale la pena salir a ejercitarte media hora porque no tienes el tiempo para una sesión completa, o que como no podrás correr cinco kilómetros ni te molestarás en correr sólo dos, incluso diez minutos de ejercicio tiene un valor muy grande. No busques perfección y haz lo que puedas con lo que tengas.

10. No te engañes, pertenecer o inscribirte  a un gimnasio no significa que vayas. Haber estado en excelente forma en la secundaria no significa que ahora estás en esa forma. Y que digas que no tienes tiempo para hacer ejercicio no significa que sea cierto.

Puede que hacer ejercicio regularmente no sea una de esas actividades trascendentes que uno busca para su vida, pero sí lo es para nuestros cuerpos y para nuestro bienestar general.

Comparte este post 😉

Comments

  1. By Vane

    Responder

  2. By LORE

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *