Por qué practicar Pilates

Últimamente se oye hablar mucho del método Pilates, pero son pocas las personas que conocen en realidad de que se trata, para que sirve y como se debe realizar. Por esta razón en el artículo de hoy quiero hablarles de esto:

Muchas personas que sufren de lesiones o problemas físicos acuden a los Pilates ya que son un método entre la fisioterapia y la gimnasia, que puede generar un alivio sin ningún tipo de peligro. A través de cada uno de los movimientos que propone, el primer objetivo de la práctica de Pilates es el reequilibrio y bienestar del cuerpo. Este método nos enseña a moverlo correctamente tomando plena conciencia de nuestra anatomía, adaptándose a las necesidades de cada persona.

Un buen entrenador o monitor de Pilates debe mirar durante la práctica cuales son las zonas más tensas y la postura de la persona, para así con los ejercicios mejorar y trabajar minuciosamente con cada articulación y cada músculo, para educar y equilibrar el cuerpo.

Es apropiado para aquellas personas que no gustan del gimnasio, pero que desean trabajar a profundidad su cuerpo y no requiere fuertes entrenamientos ni rutina extenuantes de ejercicio. El método Pilates combina lo mejor de las tradiciones orientales y occidentales al unir el cuerpo y la mente y considerarlos un todo que coopera en completa armonía.

Dentro de los beneficios de practicar Pilates encontramos los siguientes:

  • Fortalece la zona abdominal y lumbar, lo que protege la columna y aumenta la estabilidad.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Desarrolla la fuerza y la musculatura de manera equilibrada, y sin aumentar la masa muscular.
  • Corrige la postura, fortalece los músculos débiles y estira los que han perdido elasticidad.
  • Desarrolla la capacidad respiratoria y mejora la oxigenación del organismo.
  • Aumenta el control y la coordinación corporal.
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Aumenta la conciencia corporal.
  • Ayuda a prevenir lesiones y sirve también como método de rehabilitación.
  • El cuerpo se hace más firme, adquiriendo una forma mejor.
  • Te podrás mover con mayor facilidad, hacer muchas cosas rápidamente, alcanzar muchas destrezas físicas y prevenir lesiones.
  • Alivio de la mayoría de los dolores de espalda.
  • Sueño plácido.
  • Mejora del placer sexual.
  • Reducción de la fatiga, el malestar y el dolor.
  • Te mantiene en forma y además te hace sentir mucho más tranquilo y confiado con tu cuerpo.
Comparte este post 😉

Comments

  1. By carlota

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *